la Diputación

La última entrega del año de la Diputación a los Ayuntamientos por el cobro de sus tributos alcanza los 7.265.006,69 euros

11 · 12 · 2017

La Junta de Gobierno de la Diputación ha aprobado en su última sesión la última entrega a cuenta del año a los ayuntamientos de la provincia por valor de 7.265.006,69 euros procedentes de la gestión del cobro de sus tributos.

La última entrega del año de la Diputación a los Ayuntamientos por el cobro de sus tributos alcanza los 7.265.006,69 euros
Se trata del cuarto pago anticipado del año, después de los realizados en abril, junio y septiembre, que realiza la Institución a las entidades locales. En lo que llevamos de 2017 la Diputación ha entregado a Ayuntamientos y mancomunidades una cantidad que asciende a 37.500.241,93 euros, lo que supone una importante fuente de liquidez para hacer frente a sus diferentes compromisos.
 
El vigente calendario de entregas a cuenta de los tributos y demás ingresos de derecho público gestionados por la Diputación se rige por un acuerdo de 2006, que establece la entrega de un anticipo en el mes de diciembre de cada año, equivalente al 80 por ciento de los cargos netos puestos al cobro durante la presente anualidad en periodo voluntario de pago por los conceptos contemplados en recibos de los padrones y una vez descontados los tres anticipos ya entregados, que suponen el 75 por ciento de la recaudación de la anualidad anterior. 
 
Los Servicios Tributarios han realizado, como también se preveía en dicho acuerdo, los ajustes en aplicación de criterios necesarios con el objetivo de poder adaptarlos a las circunstancias propias de cada entidad, y acoplar el sistema de anticipos a las posibles modificaciones en los conceptos y cargos puestos al cobro o por las posibles alteraciones en los resultados de recaudación, pudiendo resultar inferiores a las estimaciones realizadas. 
 
En 2018 entrará en vigor un nuevo sistema de anticipos a cuenta de la recaudación de tributos para los ayuntamientos. Se mantendrán los cuatro anticipos ordinarios en los meses de abril, junio, septiembre y diciembre, equivalentes, cada uno de ellos, a la cuarta parte del 90% de la recaudación neta alcanzada en el ejercicio anterior. Esto supone un incremento del 10% en la cuantía que se anticipa hasta ahora a los ayuntamientos, ya que hasta el momento se efectúan en estos cuatro anticipos una cuantía equivalente al 80% de la recaudación. 
 
Tras este pago se abonará la cantidad que quede pendiente correspondiente a la liquidación definitiva del ejercicio 2016, lo que se llevará a cabo en los meses de febrero o marzo del año 2018.